Lejos de pretender resultar ofensivo  -vaya lo de “pobre” con todo el respeto-,  el titular que precede estas líneas no hace sino constatar una evidente realidad: a diferencia de lo ocurrido con su hermana mayor  -a la que se ha dedicado no poca literatura-,  de la norma australiano-neozelandesa AS/NZS 8016(Int):2010. Corporate governance of projects involving information technology investments apenas se ha oído hablar en el año que lleva en vigor.

¡Poco se ha escrito sobre ella! ¡Pocas charlas/conferencias se le han dedicado! Una búsqueda en Google de la cadena “AS/NZS 8016(Int):2010” arroja unos escuálidos 85 resultados. ¡Haga la prueba!

La publicación, en enero de 2005, de la norma australiana AS 8015-2005. Corporate governance of information and communication technology  , constituía el final de una etapa, iniciada cinco años atrás por un grupo de individuos preocupados y motivados pòr la aparición en el panorama corporativo y gubernamental australiano de una serie de escándalos económicos, en cuya génesis se encontraban determinadas inversiones  -dotadas de un notable componente tecnológico-  mal dirigidas y peor controladas.

Sin embargo, la aparición de la AS8015  -reeditada, en junio de 2008, como norma internacional ISO/IEC 38500:2008. Corporate governance of information technology, “pseudónimo”, por el que, hoy, es más conocida-  supuso, también, la apertura de una puerta a nuevos desarrollos normativos en ámbitos particulares del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Dichos ámbitos se concretaban, particularmente, en dos: los proyectos de TI y las operaciones de TI.

Del segundo de aquellos, nada se ha vuelto a saber. Transcurridos seis años desde que la norma base  -AS8015-  viera la luz, no hay constancia de la publicación de resultado alguno sobre la gobernanza de las operaciones de TI  -supuesta AS8017-.  Cabe, en este sentido, pensar que los desarrollos habidos en estos años en los ámbitos de la gestión de los servicios de TI  -aparición de la serie de normas ISO/IEC 20000, en 2005, y sus recientes y actuales revisiones, unidas a la publicación de la tercera versión del modelo ITIL, en 2007-  hayan contribuido a frenar el ímpetu inicial de los promotores de la serie AS 801x. De confirmarse este extremo, habría que lamentarlo, por cuanto se estaría dejando pendiente de aclarar la, nunca suficientemente entendida, diferencia entre Gobernanza y Gestión, y, con ello, aquellos aspectos relativos a la toma de decisiones sobre los servicios de TI que reciben y sustentan las operaciones de negocio de las organizaciones. Estas últimas nada tendrían que decir  -asunto, en todo caso, más que discutible-  sobre cómo se operan los sistemas de información y de soporte al negocio; sin embargo, sí parece que debieran asumir un destacado protagonismo a la hora de decidir: qué servicios se han de recibir  -¿cuáles, por qué y para qué?-;  qué alcance habrían de tener tales servicios  -¿departamental o corporativo?-;  a qué coste  -¿qué dinero ha de dedicárseles, a juicio de la organización?-;  qué modelo de aprovisionamiento de dichos servicios conviene más al negocio  -¿interno o externo?-;  etc. ¡El tiempo despejará la incertidumbre sobre la AS8017!

Retomando el primero de los dos ámbitos citados más arriba, la materialización, hace un año, de la AS8016, publicada como norma provisional, permite ver con un mayor optimismo  -al menos, a priori–  las tareas de desarrollo normativo en torno a las inversiones en nuevas actuaciones, apoyadas significativamente en la tecnología; esto es, en torno a los que  -de forma simplificada, en exceso-  se denominan proyectos de TI.

Con un cierto paralelismo en relación a lo expuesto para las operaciones de TI, la elaboración de una norma sobre el gobierno corporativo de aquellos proyectos de negocio que impliquen inversiones en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, ha supuesto dar un paso más allá de la mera gestión de proyectos  -disciplina suficientemente cubierta por modelos del sector como CMMI-DEV, PMBoK o PRINCE2 y otras normas-,  poniendo el acento, no en la ejecución de tales proyectos, sino en el beneficio que, para la organización, supondrá abordarlos.

Este enfoque centrado en el valor de las inversiones  -ya explorado por ISACA, en su modelo Val IT, desde 2006; ITIM, VMM o, más recientemente, MoV, son otros ejemplos-  favorece, asimismo, la ampliación de la perspectiva tradicional del Gobierno Corporativo, centrado en la conformidad y en el cumplimiento con normas y regulaciones, hacia un nuevo planteamiento que apunta a la contribución (rendimiento/rentabilidad) que, desde TI, se hace a los resultados del negocio.

Este nuevo discurso, centrado en términos como priorización de inversiones, gobierno del valorrealización de beneficios, etc., debería servir, además, para atraer, hacia la problemática que plantean las inversiones tecnológicas, a todos cuantos tengan responsabilidades en la dirección y control de las organizaciones. Lamentablemente, la poca atención que parece haber recibido la norma en su primer año de vida, crea serias dudas sobre el interés que haya podido causar, siquiera, entre los más fervientes seguidores de su hermana mayor.

¡No se sorprendan! ¡Sigue tratándose de mensajes que no van dirigidos a nosotros, los técnicos!

 

Artículos relacionados

  1. Dos años de ISO 38500: ¿es éste el camino?
  2. ISO/IEC 38500:2008. Un año difundiendo el concepto de ‘Buen Gobierno Corporativo de las TIC’
  3. ISO/IEC 38500:2008. Un “salvavidas” en la difusión del concepto de “Gobierno Corporativo de las TIC”
  4. Gobernanza de TI en una línea (revisada)
  5. Una “misiva” para la alta dirección
Anuncios

La firme apuesta que, desde el Capítulo de Madrid de ISACA, se viene haciendo en favor de la metadisciplina del Gobierno Corporativo de TI alcanza, ahora, un nuevo hito: el lanzamiento de la tercera convocatoria de su curso “Fundamentos del Buen Gobierno Corporativo de TI, basado en CobiT” (CobiT Foundation Course). Anunciada hace varias semanas, con motivo de la publicación del calendario de formación de la Asociación para el ejercicio 2010, esta nueva edición será celebrada los próximos días 11 y 12 de mayo.

Bajo la coordinación de D. Miguel García Menéndez, el curso se ofrecerá, nuevamente, en formato de dos sesiones de ocho horas y en su impartición se contará, asimismo, con la presencia del veterano experto D. Manuel (Manolo) Palao, maestro de no pocos CISAs que durante más de quince años acudieron a las sucesivas convocatorias académicas del Capítulo. La Asociación madrileña vuelve a confiar, de este modo, en el potencial de su base social de miembros, poniendo en valor el hecho de ser la comunidad ISACA que cuenta, en términos absolutos, con un mayor número de Instructores de CobiT Acreditados (Accredited CobiT Trainer, ACT) desde el año 2007: un total de siete, sobre un universo de cuarenta y cinco a nivel internacional.

En otro orden de cosas, y a tenor de los movimientos que se han dado en los últimos meses en torno al desarrollo de los modelos de referencia de ISACA  -publicación de Risk IT: Basado en CobiT, publicación de las “guías de auditoría” de Val IT: Basado en CobiT e inminente publicación de su nuevo “estudio de viabilidad” (“Business Case“), publicación del “Borrador sobre el diseño del futuro CobiT 5“, entre otros-  el próximo curso del Capítulo madrileño se presenta como una magnífica oportunidad para el intercambio de información y discusión sobre la futura evolución de tales modelos.

Como viene siendo habitual, ISACA, Capítulo de Madrid, pone a disposición de todos los interesados la dirección electrónica formacion@isacamadrid.es donde se podrá obtener mayor información sobre los diferentes aspectos del curso (contenido, lugar/horario de impartición, precios, …).

 

Comentarios recibidos tras las ediciones anteriores

  • Como comenté durante el curso y tras su finalización, realmente creo que se ha conseguido crear un curso fundamental y necesario, desde mi punto de vista, en relación con la formación que ofrece ISACA Madrid (ya querría yo haber tenido la oportunidad de disfrutar de este curso antes de empezar a estudiar el temario de CISA y, sobre todo, antes de meterme con el dominio de Gobierno de TI). Felicito y doy las gracias, pues hasta el planteamiento del curso me ha parecido perfecto“.
  • He aprobado el examen de ‘COBIT Foundation’. Hoy me lo han confirmado por correo electrónico desde el CobiTcampus. Me resultó un poco difícil, sobre todo porque me había estudiado principalmente la traducción de CobiT 4.1; pero, al final, obtuve un 75% de aciertos. Lo que es innegable, es que sin el curso hubiera sido imposible aprobar el examen“.

 

Artículos relacionados

Lo cierto es que no se ha hecho esperar. A finales de enero, Gobernanza de TI‘ les recomendaba un poquito de paciencia ante el, más que previsible, advenimiento de noticias sobre el futuro CobiT 5.

¡Esas noticias ya están aquí!

El pasado día 22 veía la luz el documento “CobiT 5 Design Paper. Exposure Draft“, un borrador, sometido a revisión pública hasta el próximo 12 de abril de 2010, en el que se presentan las líneas generales del que será futuro modelo de ISACA para el Gobierno Corporativo de TI.

En sus poco más de diez páginas, el informe justifica la necesidad de abordar en este momento la mencionada actualización; repasa los antecedentes internacionales más recientes y relevantes en el ámbito de referencia; muestra la orientación futura del nuevo modelo; y, ofrece un esbozo de los que habrán de ser sus principales componentes.

Un ¿nuevo? alcance: la rendición de cuentas sobre el (buen o mal) gobierno de las TI trasciende al CIO [como ya se sabía]

Desde las primeras líneas del texto, ahora publicado, se deja clara una idea: no ha de hablarse de un ‘gobierno de TI, desde TI‘, sino de un ‘gobierno de TI, desde la Empresa‘ (cabría decir “desde el negocio” o, mejor dicho, “desde la alta dirección de ese negocio u organización“). Este “nuevo” enfoque que, en el ámbito de ISACA, viene promoviéndose en los últimos meses a través de la adopción de la expresión “Enterprise Governance of IT” (Gobernanza Empresarial de TI) tuvo su puesta de largo con el acertado artículo “Moving from IT Governance to Enterprise Governance of IT“, firmado por los profesores de la Escuela de Negocios de la Universidad de Amberes (UAMS), Prof. Dr. D. Steven De Haes y Prof. Dr. D. Wim van Grembergen (1), en el número de mayo-junio de 2009 de la revista ISACA Journal.

Esta “aclaración” no constituye sino un reconocimiento del error  -acaso, interesado-  que durante más de diez años (1996-2006) se cometió al considerar CobiT como un modelo para el Gobierno Corporativo de TI, cuando, en sentido estricto, no lo era; o, al menos, no de forma plena. [En este punto, también, se confundirán aquellos que, aliviados, piensen: “¡Siempre lo he dicho, CobiT es un marco de Gestión de TI, como otros que ofrece el mercado!“]. Ni una cosa, ni la otra. CobiT [4.1] no es un modelo, completo, para el Gobierno de TI; pero tampoco es un modelo para la Gestión de TI. CobiT [4.1] es, en realidad, un modelo para el alineamiento TI-Negocio (esa es su principal aportación, frente a otros marcos existentes  -recuérdese su, probablemente poco conocida, jerarquía “objetivos de negocio>objetivos de TI>procesos de TI”-);  que incorpora, si se quiere decir así, un marco de referencia para la Gestión de TI (su, esta vez sí,  famosa, jerarquía “dominios>procesos>actividades”) (2).

El lanzamiento, en 2006, del modelo Val IT: Basado en CobiT, supuso, por vez primera, un cambio en la orientación original. A diferencia de lo que venía ocurriendo con CobiT, Val IT involucraba a nuevos actores dentro del plantel corporativo. Un rápido vistazo a las matrices RACI que acompañaban a ambos modelos permitía observar cómo, en el primer caso, CobiT centraba su discurso en torno al CIO (Director de Informática), mientras que Val IT ampliaba el campo de visión, incorporando nuevas figuras del organigrama empresarial, ubicadas “por encima”, y/o a los lados, de la Función Informática. Este hecho habría de repetirse, en 2009, con la aparición de Risk IT: Basado en CobiT.

Foco en el lado de la demanda: el “uso de las TI

Un segundo rasgo que delata la evolución del modelo CobiT, en la versión que se está cocinando, es la referencia explícita que, reiteradamente, se hace al “uso de las TI“. La fuente de esta nueva orientación  -CobiT había sido hasta ahora un modelo muy centrado en el lado de la oferta de TI-  ha de buscarse, sin duda, en la norma internacional “ISO/IEC 38500:2008, Corporate governance of IT“, de la cual también se toman los conceptos de evaluar, dirigir y supervisar ese mismo uso de las TI.

Sin embargo, la norma ISO no es la única referencia surgida tras la aparición de la, aún vigente, versión 4.1 del modelo CobiT, que se menciona en el borrador publicado: el “Código King de Gobierno Corporativo para las empresas sudafricanas, 2009” (King III) es, asimismo, citado explícitamente.

Cabe, por último, apuntar que ese enfoque más holístico, que trasciende el perímetro del área de TI y que pone el acento, con toda nitidez en el “uso de las TI”, tiene, también, su antecedente en la iniciativa de ISACA “Llevando el Gobierno más Allá” (del inglés, “Taking Governance Forward“, TGF), que verá la luz en breve, y mediante la cual se ha tratado de revisar el concepto de Gobierno Corporativo (Gobierno de la Empresa), como supraconjunto del Gobierno Corporativo de TI, considerando las necesidades de los diferentes grupos con intereses en una organización. Con el ánimo de descubrir y, al mismo tiempo, cubrir, tales necesidades, tanto TGF, como el nuevo CobiT 5 tratarán de dar respuesta a interrogantes como: ¿Por qué surgen tales necesidades (qué metas persigue cada grupo de interés)? ¿Cómo alcanzarlas (qué mecanismos se habrán de habilitar para ello)? ¿Dónde, dentro de la estructura de la organización, actuarán los implicados? ¿Qué habrá de hacer cada uno de ellos? ¿Quiénes serán (qué perfiles tendrán)?

¿El fin de los modelos Val IT y Risk IT?

El documento-borrador corrobora la anunciada perspectiva global del nuevo CobiT, lo que lo convertirá en un metamodelo construido sobre la cimentación disponible actualmente: CobiT 4.1, Val IT 2.0 y Risk IT (sin olvidar otras referencias como BMIS e ITAF). Dicho de otro modo, no ha sido hasta contar con esos tres marcos  -orientados individualmente a aspectos particulares de la gobernanza de TI: alineamiento, valor y riesgo-,  cuando ISACA ha podido abordar el desafío de ofrecer un verdadero marco de referencia COMPLETO para el Gobierno Corporativo de TI.

La integración bajo un mismo paraguas, de nombre ‘CobiT 5’, de lo que ahora se demuestra que no eran sino “retales” (vistas parciales) de un enfoque holístico hacia la gobernanza de TI, plantea ciertas dudas sobre la continuidad y la validez de los esfuerzos dedicados a la promoción de las marcas “Val IT” y “Risk IT”.

Gobernanza de TI‘ ha tenido ocasión de plantearle esta cuestión al mexicano D. José Ángel Peña Ibarra, Vicepresidente Internacional de ISACA, en el transcurso de su última visita a España, hace tan sólo unos días. La conversación, mantenida de manera informal, durante la jornada-seminario sobre “Buen Gobierno Corporativo” que organizó, el pasado día 17 de marzo, la Cátedra ‘Oesía’ de Buen Gobierno TIC de la Universidad de Deusto, permitió concluir que, en ningún caso, los diferentes marcos existentes van a quedar integrados en una única referencia documental; esto es, ISACA seguirá ofreciendo una colección de documentos independientes (y, al mismo tiempo, firmemente interrelacionados) para los distintos dominios del gobierno de TI. Sin embargo, el tema del mantenimiento, o no, de las marcas es un aspecto que, al parecer, “aún se está debatiendo“.

La publicación, unos días después de producirse dicha conversación, del borrador sobre el futuro diseño de CobiT 5, ha permitido arrojar un poco más de luz sobre este asunto: según el diseño previsto, la aparición de unas u otras publicaciones de la familia CobiT 5 dependerá de la nueva arquitectura del modelo, cuyo componente central será la Base de Conocimiento de CobiT. Este elemento, unido al enfoque ‘multi-grupo de interés’ definido a partir de la iniciativa TGF, permitirá publicar documentos específicos para los diferentes enfoques y audiencias:

  • publicaciones por objetivos de la Gobernanza de TI (alineamiento, valor, riesgo, …);
  • publicaciones por mecanismos para la puesta en marcha de la citada Gobernanza de TI (procesos de TI, recursos de TI, …);
  • publicaciones por Criterios de Información (seguridad, calidad, …), los cuales han sufrido una evolución hacia un completo y complejo Modelo de Referencia de la Información, aún en desarrollo;
  • publicaciones por entidades organizativas (áreas de TI, oficinas de proyectos, áreas de Gestión de los Servicios de TI, …);
  • publicaciones por perfil de responsabilidad (órganos de gobierno, equipos de dirección/gestión, profesionales de la auditoría, …); y,
  • publicaciones con guías prácticas detalladas.

Esto, sin duda, corrobora las palabras del Sr. Peña. Sin embargo, la aparición, entre las futuras publicaciones, de nombres como “CobiT 5 for Value” o “CobiT 5 for Risk” ponen en seria duda la continuidad de los conocidos productos “based on CobiT” (basados en CobiT), Val IT y Risk IT;  al menos, tal y como hoy se conocen. Máxime si se recuerdan las palabras pronunciadas, hace un año, por la entonces Presidenta Internacional de ISACA, Lynn Lawton, cuando anunciaba, como parte de la Estrategia 2009-2011, el respaldo a la marca CobiT, de cara a las futuras versiones y sus derivados, por resultar un activo verdaderamente conocido, y reconocido, por el mercado; mucho más que otros productos de la Asociación.

Finalmente, un tono de color [verde] para dar un aire fresco al modelo

La iniciativa de ISACA de modernizar su marco CobiT será, asimismo, aprovechada, según anuncian desde la propia Asociación, para coger el tren de la sostenibilidad, de la mano de la llamada “Informática Verde”, que de alguna manera quedará incorporada al futuro modelo.

De ese mismo modo, también otras disciplinas como la Arquitectura de Empresa  -con una imperiosa necesidad de popularizarse, al menos, en el panorama corporativo español-,  el desarrollo de los RRHH y la gestión del cambio organizativo, o cambio cultural, serán nuevas áreas donde CobiT 5 pondrá el acento de manera especial.

 

Dentro de un año se podrá degustar la primera hogaza completa: un documento general de presentación y descripción detallada del nuevo marco de referencia de CobiT, edición 5; que incluirá unas primeras indicaciones para su adopción.

¡Más paciencia!

 

Artículos relacionados

 

(1) Van Grembergen y De Haes han firmado, también en 2009, la obra “Enterprise Governance of Information Technology: Achieving Strategic Alignment and Value“, publicada por Springer.

(2) Lamentablemente, haber dedicado [CobiT 4.1] sólo dos páginas a lo primero y doscientas a lo segundo no ha contribuido, en exceso, a aclarar este punto.

Sin embargo, el nuevo Modelo de Procesos Revisado que incorporará CobiT 5 identifica, directamente, como procesos de Gestión a aquellos incluidos en los, hasta ahora, conocidos como dominios PO, AI, DS y ME  -previsiblemente, cambiarán de nombre-.

Adicionalmente, CobiT 5 incorporará tres nuevos procesos de Gobierno  -Evaluar, Dirigir y Supervisar-,  en línea con lo que recoge la normativa internacional en este ámbito.

Dicha pseudo-integración de la norma ISO 38500 dentro del propio modelo constituirá, sin duda, un perfecto catalizador de  -y un respaldo a-  la adopción conjunta de la norma y de CobiT; iniciativa que algunas conocidas e importantes organizaciones ya están abordando.

El pasado martes, día 26, veía la luz el número catorce  -primero de 2010-  de la publicación CobiT Focus. Nacida hace casi cuatro años  -junio de 2006-,  ISACA venía definiéndola, hasta ahora, como “La revista dedicada a la comunidad de usuarios de CobiT“. Sin embargo, siguiendo la estela de cambios que está protagonizando la Asociación en las últimas semanas, con el presente número han podido verse varias novedades. Una de ellas, de forma, y que resulta absolutamente evidente, tiene que ver con el nuevo formato en que se van a entregar las notificaciones de la publicación de cada nuevo número. Se ha huído del tradicional mensaje de texto en claro y se ha pasado, como está ocurriendo con la nueva “@ISACA“, a mensajes enriquecidos a todo color, con enlaces a los principales contenidos del texto, etc.

La otra novedad, de fondo  -y, sin duda, la más relevante-,  hace referencia, precisamente, al nuevo lema que acompaña al título de la publicación. En la portada puede leerse ahora la siguiente cabecera: “CobiT Focus. Usando CobiT, Val IT, Risk IT, BMIS e ITAF“. Se hace patente, de este modo, la estrategia diseñada por la firma McKinsey & Co. para la Asociación: la unificación, a medio plazo, bajo una misma marca  –CobiT 5, en este caso-  de todos sus actuales marcos de referencia para el Gobierno Corporativo, la Seguridad y la Auditoría de los sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones.

Es de esperar, por tanto, que la estructura del nuevo CobiT 5 contemple e integre:

  • la actual propuesta de alineamiento Negocio-TI, del modelo CobiT 4.1;
  • las directrices para la contribución de TI a la generación de valor para el Negocio, del modelo Val IT 2.0;
  • el enfoque para la mitigación del riesgo coporativo vinculado a TI, del modelo Risk IT;
  • las conceptos básicos y recomendaciones para la sincronización de los programas de Seguridad de la Información con las estrategias corporativas, ofrecidos, actualmente, por el Modelo de Negocio para la Seguridad de la InformaciónBMIS (Business Model for Information Security) desarrollado a partir del modelo Systemic Security Management (Gestión Sistémica de la Seguridad) del Instituto para la Protección de las Infraestructuras de Información Críticas de la Escuela de Negocios Marshall de la Universidad del Sur de California; y,
  • finalmente, la guía de referencia de directrices y buenas prácticas de Auditoría de Sistemas de Información, dadas por el ITAF (IT Assurance Framework).

En definitiva, como ya se ha comentado desde estas páginas, se espera disponer, a partir de CobiT 5, de un verdadero marco, completo, para el Gobierno Corporativo de TI, con sus tres ejes básicos de sincronización/alineamiento, contribución al valor y mitigación del riesgo (“Metáfora de la Balanza“), “aderezado” con un complemento específico relativo a la Seguridad de la Información y al que se incorporará, además, un exhaustivo catálogo de directrices de auditoría.

¡Sea paciente y permanezca atento. Aparecerán más “miguitas” en el camino!

Finalizadas las conmemoraciones de su cuadragésimo aniversario, ISACA, la antigua Information Systems Audit and Control Association, se presenta ante el nuevo año con un cambio en su imagen corporativa. El cambio va más allá de la obligada eliminación del número “40” que ha acompañado durante 2009 al logotipo de la Asociación, y se extiende a su lema, que pasa de ser “Serving IT Governance Professionals“, al nuevo “Trust in, and value from, information systems“. De este modo, ISACA se convierte en organización promotora de la confianza en, y del valor aportado por, los sistemas de información, dejando, aparentemente, de servir a los profesionales dedicados al buen gobierno corporativo de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Pero, ¿es cierta tal afirmación? En opinión de Gobernanza de TI, rotundamente, NO.

Principio de “Equilibrio del Valor” o la metáfora de la balanza

Hasta tal punto el cambio de lema, por parte de ISACA, no supone un “abandono” de su comunidad de asociados dedicados a la gobernanza de las TI -sino, al contrario, un afianzamiento de su respaldo a los mismos-,  que la nueva leyenda elegida resume la esencia del principio de “Equilibrio del Valor” de las TI  -subyacente al concepto mismo de Gobierno Corporativo de TI-,  en el que concurren los dos componentes clave de tal equilibrio: el propio valor, y el riesgo, o mejor dicho, la mitigación de dicho riesgo, entendida como garantía de confianza.

El principio de “Equilibrio del Valor” podría quedar enunciado así: “a partir de una determinada estrategia para las TI  -que necesariamente ha de venir fijada por la estrategia previa del negocio, al que las TI sirven-  [sincronización estratégica TI-Negocio], han de ponerse en marcha dos fuerzas: una, en el sentido de crear valor para el negocio [aportación de valor]; y otra, en el sentido de preservar el valor creado [mitigación del riesgo de destrucción de valor]”.

Como se ha desgranado en la propia definición, el principio recoge los tres elementos fundamentales (dominios) del Gobierno Corporativo de las TIC:

  • la sincronización de las TI con el negocio al que sirven;
  • la aportación de valor al negocio, por parte de las citadas TI; y,
  • la mitigación de los riesgos que, del propio uso de dichas TI, se pueden derivar.

En este punto aparece, también, la metáfora de la balanza que constituye, quizás, la forma más clara de representar gráficamente, no sólo el principio de “Equilibrio del Valor” de las TIC, sino, también, el concepto mismo de su Gobierno Corporativo. Piénsese en una simple balanza compuesta por un brazo del que penden dos platos: el brazo representaría el alineamiento (sincronización) entre TI y el negocio; un primer platillo, vendría a simbolizar el valor aportado por el empleo de esas TI; y, finalmente, el otro platillo, contendría los riesgos para la organización, nacidos de la adopción de tales tecnologías.

En suma, la imagen de la balanza viene a recordar tres sencillas ideas: en primer lugar, las TI han de estar al servicio de, y en línea con, las necesidades del negocio del que forman parte; en segundo, existe un indudable beneficio para las organizaciones en el uso de las TIC, materializado en el valor añadido que les aportan; y, en tercer lugar, no todo son ventajas, sino que el mismo empleo de esas tecnologías puede suponer una serie de perjuicios, nacidos de los riesgos asociados a su uso. Un Buen Gobierno Corporativo de las TIC habrá de garantizar el paralelismo entre los objetivos a establecer para las áreas de TI dentro de la organización y los del negocio al que aquellas dan sustento, al tiempo que tratará de buscar el necesario equilibrio entre las ventajas y desventajas  -valor aportado y riesgo-  derivadas del uso de las tecnologías.

Los modelos de ISACA y la metáfora de la balanza

Ese mismo planteamiento es el que ha seguido ISACA durante los últimos quince años, a través de la publicación de sus diferentes modelos: CobiT (1996), Val IT (2006)  y, ahora, Risk IT (2009). Tomados de manera individual, ninguno de ellos constituye un verdadero marco de Gobierno Corporativo de TI, tal y como defienden, incluso, algunos de los más reputados difusores de la gobernanza de TI. Tomados de manera individual no son, sino, meros componentes de un marco global. Este marco global, esta balanza, ha podido completarse con la reciente publicación del modelo Risk IT, de modo que la balanza de ISACA para el Gobierno de TI dispone, ahora sí, de sus tres elementos esenciales:

  • un brazo para la sincronización TI-Negocio, representado por el modelo CobiT (véanse Apéndices I y II del modelo);
  • un platillo simbolizando la aportación de valor por parte de las TI, ámbito de desarrollo natural de Val IT; y,
  • otro platillo, que ha de equilibrarse con el primero y que representa los riesgos nacidos del uso de las TI, para cuyo gobierno ha nacido Risk IT.

Sin embargo, no será hasta la aparición de CobiT 5, prevista para no antes de 2011/12, cuando se ofrezca esta visión global, completa, de conjunto. Bajo el paraguas de CobiT 5 se ubicarán los actuales modelos CobiT, Val IT y Risk IT, así como algún otro marco de referencia de los actualmente puestos a disposición por parte de la Asociación.

¡Parece que su compromiso con los profesionales ocupados en el Gobierno de TI está más que garantizado!

 

Comentario: El nuevo lema y los capítulos

El cambio de lema de la Asociación había sido anunciado en las últimas semanas a todos los responsables de sus más de ciento setenta (170) capítulos a nivel mundial; sin embargo, en el momento de escribir este artículo sólo una pequeña parte de ellos habían adoptado la nueva directriz, actualizando convenientemente las cabeceras de sus páginas web. Se trata de los capítulos de:

  • Alemania;
  • Canadá (Valle del Ottawa);
  • EEUU (Área Metropolitana de Nueva York, Baton Rouge, Centro del Estado de Ohio, Hawaii, Los Ángeles, Poniente de La Florida, San Antonio de Béjar/Sur de Texas, Sur de La Florida,  Tulsa y Valle del Willamette);
  • España (Valencia);
  • Estonia;
  • India (Bangalore, Chennai y Cochin);
  • Italia (Milán);
  • Japón (Tokyo);
  • Pakistán (Karachi); y,
  • Trinidad y Tobago.

Dos capítulos más, Puget Sound (EEUU) y Suecia, aún no habiendo actualizado sus cabeceras, sí han optado por hacer del nuevo lema el motivo central de sus páginas web en este día 1 de enero de 2010.

Tal y como se viene anunciando en las últimas semanas, se prevé que antes de que finalice el mes en curso será publicado el nuevo marco de gobierno de los riesgos corporativos de TI, Risk IT, de ISACA.

Se completará, de este modo, el marco general de Gobierno Corporativo de TI propuesto por la Asociación americana, cerrando el triángulo formado por CobiT, Val IT y, ahora, el propio Risk IT; esto es, el triángulo Sincronía-Valor-Riesgo, paradigma de la Gobernanza de TI. Dicho marco general constituirá el núcleo del futuro CobiT 5, del que se comenzó a hablar en el pasado mes de abril, tras la publicación de la estrategia de la Asociación para el período 2009-2011.

Risk IT vendrá, en esta primera edición, distribuido en dos documentos: el Marco de Referencia propiamente dicho (“The Risk IT Framework“) y la guía para especialistas (“The Risk IT Practitioner Guide“). El primero, con una estructura similar a la de CobiT y/o Val IT mostrará el repertorio de dominios y procesos ligados al Gobierno de los Riesgos Corporativo, derivados de las TI. El segundo, por su parte, ofrecerá una visión en mayor detalle de ciertos aspectos concretos (creación de escenarios de riesgo específicos, basados en escenarios genéricos; creación de mapas de riesgo; definición de criterios de impacto y su relevancia para el negocio; identificación de indicadores clave de riesgo, KRI  –Key Risk Indicator-;  combinación práctica con los otros modelos  -CobiT y Val IT-).

El próximo martes, día 3 de noviembre, ISACA ofrecerá un seminario web específico sobre riesgos y marcos de TI, que, sin duda, servirá para la presentación en sociedad del nuevo modelo.

Este pasado viernes, 19 de junio de 2009, ISACA publicaba un nuevo estudio elaborado por los profesores Van Grembergen, De Haes y Van Brempt, del Instituto para la Investigación del Alineamiento y el Gobierno de las TI (Information Technology Alignment and Governance Research Institute, ITAG) de la Escuela de Negocios de la Universidad de Amberes (University Antwerp Management School, UAMS).

El documento, titulado “Building the Business Case for CobiT® and Val IT™. Executive Briefing” y disponible, líbremente, para descarga desde la páginas de la Asociación, trata de demostrar el valor para las organizaciones de los referidos marcos  – CobiT y Val IT -, intentando ofrecer una respuesta a la pregunta “¿cuál es la relación entre el rendimiento de una organización y la adopción, por parte de aquella, de prácticas (mecanismos) de Gobierno Corporativo de TI, basadas en CobiT y Val IT?“. Para ello, el enfoque seguido ha tenido como eje central la perspectiva de sincronización Negocio-TI ofrecida por CobiT  – cascada “Objetivos de negocio:Objetivos de TI:Procesos de TI” -,  y sobre la que los autores vienen trabajando desde hace años.

El análisis realizado sobre la información aportada por las más de quinientas organizaciones participantes, procedentes de diferentes sectores (público y privado, financiero, tecnológico, sanidad, farmacéutico, industria, venta minorista, etc.), ha permitido, a los autores, observar una clara correlación entre la puesta en marcha de determinados procesos de TI (recogidos en CobiT y en Val IT) y el logro de una serie de objetivos de TI, de aceptación general. Y, al mismo tiempo, también se ha corroborado la relación entre el logro de los citados objetivos y el de una serie de metas planteadas a nivel de Negocio.

Sin embargo, en el camino han podido obtenerse otras conclusiones colaterales interesantes:

  • en primer lugar, las áreas de TI aún siguen siendo demasiado tecnólogas, como prueba el hecho de que el mayor grado de adopción de procesos de TI (procesos CobiT) corresponde a los dominios AI y DS del modelo, en lo que podría llamarse los procesos básicos de la “factoría TIC”, esto es, procesos de adquisición e implantación  – despliegue –  de soluciones hardware y software y  procesos de entrega y soporte de las operaciones y servicios desplegados y puestos en producción;
  • en segundo lugar, las organizaciones, o, quizás, mejor, las personas al frente de ellas, aún no tienen una clara conciencia de cuál es su papel en relación a las TI y a las decisiones que han de tomar en torno a ellas, como se concluye de la baja adopción de procesos de negocio relativos a TI propuestos por Val IT, cuya responsabilidad recae, mayoritariamente, en el lado del Negocio. En este sentido cabe destacar la baja adopción de procesos como seguir una política de lecciones aprendidas (cuyo fin último ha de ir en sincronía con la búsqueda de la mejora continua) o retirar (cerrar) los programas/proyectos al final de su ciclo de vida (procesos VG6 e IM10, respectivamente, en Val IT); o, la, también,  baja implantacion de procesos de elaboración de estudios de viabilidad (business cases), tal y como se desprende de los datos arrojados por la encuesta; y,
  • por último, volviendo, de nuevo, a los procesos CobiT, destaca, de manera singular, el hecho de que el proceso de TI que ofrece un menor grado de implantación sea el correspondiente a la gestión de la calidad (proceso PO8 del modelo), lo que corrobora, nuevamente, esa mayor orientación, por parte de las organizaciones, hacia las actividades meramente operativas.